NOTICIAS

jueves, 15 de julio de 2010

Kyo Kusanagi | KOF 99

|  Kyo Kusanagi  |


En el momento en que los estruendosos ruidos en mis oídos comenzaron, el color drenó desde el paisaje circundante mientras caía en la oscuridad.
En la oscuridad, la sensación de gotas frías cayendo en mi cuerpo continuó durante algún tiempo.
Y entonces, la sensación de repente se detiene. Mi cuerpo se torna flácido, pero todavía puedo abrir los ojos.
Recuperé mi vista con dificultad. Alguien acercando su palma aparece ante mis ojos.
La oscuridad me traga una vez más. Yo, junto con mi conciencia, somos arrastrados de nuevo en la oscuridad.
No sé cuánto tiempo he estado dormido. Al igual que antes, todavía estoy envuelto en la oscuridad.
Pero ahora sé que estoy despierto.
A veces siento como si algo me estuvira absorbiendo.
En momentos extraños, recuerdo las formas de viejos conocidos que no tienen nada que ver con mi situación actual.
Una voz viene a continuación.
No puedo distinguir de quién es la voz, me pregunta cosas que no pueden entender: “¿Eres Kyo Kusanagi? Tengo tus datos ahora”. Y la voz que parece estar llamando a alguien que pasa a través de mis oídos, haciendo eco en mi cabeza: “Krizalid, K’”.
Pero lo que he oído, prefiero ignorarlo.
Absolutamente no quiero responder voluntariamente a ninguna pregunta.
Una transformación se lleva a cabo del mismo modo que empiezo a pensar cuánto tiempo voy a seguir así.
Escucho un sonido palpitante.
Es un sonido punzante dentro de mí.
Al mismo tiempo, una fiebre familiar me cubre.
Es mi sangre.
La sangre comienza su curso a través de mis venas.
La ferocidad en el aumento de mis palpitaciones es tan fuerte que quiero cubrir mis oídos.
En medio de esto, escucho una voz que me llamaba. El latido es más fuerte y no tengo problemas para escucharlo. El latido consiste en una variedad de otros ruidos y se transforma en una explosión, como si algo hubiera explotando. La voz que me llama es débil, pero sin duda puedo oírla.
Alguien me está llamando.
“Kyo”, dice.
Junto con la voz que me llama, veo una luz en la distancia, aunque débilmente.
Entrecierro los ojos, tratando de distinguir lo que es.
Pero la luz desaparece en un instante y mi entorno se hacen visible.
Estoy rodeado de un mar de llamas. El humo llena el aire y no tengo problemas para respirar. Una alarma resuena en mis oídos.
Cuando por fin soy capaz de ver y oír con claridad, tomo conciencia de que los latidos están creciendo aún más que las intensas explosiones que ocurren a mi alrededor, y después, las llamas salen disparadas por el aire.
Un hombre bloquea mi camino.
“Por lo tanto, ¿¡eres tú el que me estaba llamando!?”.
El hombre no trata de responder; de hecho, parece absolutamente paralizado por el miedo. Puedo ver unas siglas en el cuello del hombre.
“¿N-E-S-T-S?”.
En el instante en que intento preguntarle qué significan esas siglas, la onda expansiva de una explosión golpea al hombre y a mi enviandonos hacia atrás. Cuando me pregunto cuánto tiempo he estado fuera me percató que sólo era un instante. El humo parece haber disminuido y me doy cuenta que he sido lanzado varios metros lejos del fuego.
La siguiente cosa que escucho no es el sonido de las explosiones, pero si los de unos cristales rotos.
Algún tipo de líquido derramado en el suelo parece evaporarse, me rodea con un calor asfixiante.
Justo cuando llego a la conclusión de que tengo que salir de aquí, algo toca mis pies.
“¡…!”.
Un cadáver. No solo eso… es mi cadáver.
Y no se trata solo del que está a mis pies, toda la habitación está llena de mí, mis cadáveres están esparcidos por todo el lugar.
El significado de mi interrogatorio mientras estaba en la oscuridad se vuelve obvio para mí.
“¡Hacer un mono de mí…!”.
Desato las llamas que se me escapan de mis puños, pero no dejo que se vayan todas a la vez, dejo que las llamas vacilantes ardan en mis manos.
“Mi poder…”.
Nada parece importar. Todo lo que puedo hacer es llenar la habitación en llamas con todo el poder a mi mando. A través de las llamas puedo escuchar claramente una voz que me llamaba.
“¡Kyoooooooooooh!”.
No hay necesidad de pensarlo… es su voz.
Dejé la habitación. Fui golpeado por la onda expansiva de una explosión feroz.
“¡NESTS… esto te va a costar!”.
Las llamas siguen ardiendo en mis puños, como si me imploraran tomar medidas.





Más historias de KOF 99:



KOF UNIVERSE ES EL PRIMER SITIO EN OFRECER ESTE MATERIAL EN ESPAÑOL.
Si deseas utilizarlo, por favor coloca los créditos correspondientes en tu sitio web.

Todas las historias han sido escritas y traducidas por Emiru en exclusiva para este blog.
KOF UNIVERSE. CREANDO, INNOVANDO.



¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

 
KOF Universe 2017. Emiru design. #elkofnosune EMIRU DESIGN