NOTICIAS

jueves, 15 de julio de 2010

Fiolina Germi | KOF MI2

En lo alto de la ciudad, en una elegante villa construida en una colina a las afueras de esta, se encuentra la residencia Germi, hogar de una de las familias más distinguidas.
Originalmente los Germi eran comerciantes que hicieron su riqueza en el mediterráneo durante la era de la exploración, y en la actualidad, siguen siendo los ricos propietarios de varias empresas. También son conocidos por crear varias brigadas de valientes guerreros a través de los años.
En el pasado, los hombres de la Familia Germi se distinguieron por participar en la batalla contra Napoleón en la década de 1800, las guerras de unificación de Italia en 1900 y contra el terrorismo en diversos puntos en todo el mundo durante el siglo 21.
Muchos de los Germi han perdido sus vidas en el campo de batalla y con el paso del tiempo se convirtió en un peligroso encargo que el heredero de la familia Germi debía tener experiencia en el ejército.
El actual líder de la familia Germi fue una vez un temible guerrero que manejaba armas de fuego con ambas manos en el campo de batalla mientras era joven. Alessandro, que volvió del campo de batalla cubierto de heridas, siguió la tradición de su difunto padre y logró continuar el negocio familiar, siendo conocido como el salvador de la famila Germi.
A la vez que es audaz y atrevido, su inigualable sentido para los negocios fue capaz de mantenerlo con calma en todo momento en el campo de batalla, donde un solo error significaba la muerte. Lo que este feroz magante quería más que nada, era a su única hija, Fiolina.

Una mesa blanca y tres sillas se encontraban en el jardín soleado de los Germi que podían observar toda la ciudad, Fiolina bostezaba descaradamente mientras se acerba a su padre que estaba disfrutando del té de esa tarde mientras observaba la luz del sol bailando en el mar. Su vestido arrugado sobre su pijama dejaba en evidencia el hecho de que acababa de despertase.
“Aaaah, buenos días padre”.
“Son las 2 de la tarde, Fio”.
La respuesta de Alessandro se dio con una sonrisa de oreja a oreja, pero si hubiera sido uno de sus empleados el que se hubiera quedado dormido hasta las dos de la tarde, entonces le hubiera leído la cartilla mientras su bigote se movía furiosamente. Pero él adoraba a Fio, ese era un día en que padre e hija podían pasar algún tiempo juntos. Esa era la razón por la cual se le veía tan feliz esa mañana.
“Por cierto, cómo…”.
Fiolina humedece su garganta con un poco de té helado. Alessandro se aclara la garganta y repite la pregunta:
“Entonces, ¿cómo va tu trabajo? ¿Cómo lo llevas?”.
“No es un día de campo, pero me estoy acostumbrando a ello”, le responde mientras levanta sus gafas para dejar ver sus ojos adormecidos.
Sargento Fiolina Germi es su rango actual. Nacida en la familia Germi y como futura heredera, Fio se está poniendo a prueba en el campo de batalla. Alessando originalmente no tenía ninguna intención de someterla a ello.
Siguiendo la tradición familiar, alistó a su hija cuando ella acababa de cumplir 20 años, pero siendo la niña de sus ojos no deseaba ponerla en peligro.
Usando las conexiones que obtuvo durante su tiempo en el servicio, se aseguró de que tuviera actividades de oficina y se mantuviera fuera de combate, pero luego ocurrió la tragedia.
Los esfuerzos de Alessandro fueron en vano: un error burocrático envió a Fio a la división de operaciones especiales de la CIA conocido como S.P.A.R.R.O.W.S y se le envió al frente de combate.
Alessandro se puso apopléjico al enterarse. Iría a las oficinas del ejército y blandiría la antigua espada de la familia hasta obtener satisfacción, luego tomaría a Fio del frente con su avión militar. De no haber sido detenido por quienes lo rodeaban, posiblemente el linaje de la familia Germi hubiera visto su fin.
Estando al tanto de la preocupación de su padre, Fio mantuvo la cabeza a cubierto en el campo de batalla, logrando sobrevivir al feroz combate. A pesar de su experiencia en el campo de la muerte, Fio mantuvo su afable e infantil actitud, algo inusual para haber pasado dicha situación, pero era una pequeña fuente de comodidad para Alessandro. Limpiando de su barba la espuma de su expreso, tomó un instante para mirar la cara de Fio.
“No hay nada nuevo, ¿eh? ¿No hay descensos de categoría por fallar una misión? ¿No hay redistribuciones en la parte trasera?”.
“¿Qué? No papá, soy demasiado profesional”.
Fio se ríe de modo tranquilizador sabiendo que su padre había querido escuchar otra cosa. Incluso si ella hubiera sido degradada, si hubiera bajado de la línea de frente y colocada detrás de un escritorio, estaría feliz de escuchar que había fallado en sus deberes.
Pero Fio, ajena a la preocupación de sus padres, insistió en distinguirse en el servicio como sus antepasados Germi lo hicieron antes que ella.
“Y gracias a mi récord me seleccionaron para una misión especial”.
“¿Qué? ¿Una misión especial?”.
“Bueno, es como una empresa conjunta con algunos contratistas. Me han asignado como observadora en una de sus investigaciones encubiertas de alto secreto”.
“¿Investigación de alto secreto? ¿Contratistas externos?”.
“Eh, eh… ellos llaman al líder del escuadrón Heidern, creo…”.
Fio termina revelando toda la misión en respuesta a las sucesivas preguntas de su padre (a pesar del concepto de confidencialidad), pero Alessandro no está en la condición emocional para señalar eso. Y al término de la historia, arroja su expreso en estado de shock:
“¡Bwaaah! ¡¿Heidern?¡ ¿¡Heidern el mercenario tuerto?¡”.
“Oh, ¿ustedes ya se conocen?”.
“¿Yo? ¿Conocerlo? Quiero decir, ¿nunca habías oído de él?”.
“Solo su nombre”.
Fio sacude su cabeza con una expresión blanca en su cara. Su padre se levanta con tal fuerza que manda la silla hacia atrás, levanta sus puños el cielo claro y maldice al borde de las lágrimas.
“¡Mama mía! ¡¿Cómo pudieron ponerte bajo su mando?!”.
Heidern, el militar más famoso que siempre puede ser encontrado en los puntos más importantes del mundo (aunque Alessandro no sabía toda la historia detrás de la misión especial), era con total certeza lo menos seguro.
No era un buen augurio que Fio no supiera nada de la reputación de Heidern, pues podía incluso llegar a ser fatal. Una cosa era cierta, esa fue la peor noticia que Alessandro podía escuchar.


Más personajes de KOF 00:

Alba Meira  |  Armor Ralf  |  Athena Asamiya  |  Bonne Jenet

Billy Kane  |  Che Lim  |  Clark Stil  |  Duke Burkoff  |  Fiolina Germi

Hanzo Hattori  |  Hyena  |  Iori Yagami  |  Jivatma  | K’  |  Kim Kaphwan

Kula Diamond  |  Kyo Kusanagi  |  Kyo Kusanagi (clásico)

Leona Heidern  |  Lien Neville  |  Lilly Kane  |  Luise Meyrink

Mai Shiranui  |  Maxima  |  Mignon Beart  |  Mr, Karate  |  Nagase

Nightmare Geese  |  Ninon Beart  |  Ralf Jones  |  Richard Meyer

Rock Howard  |  Ryo Sakazaki  |  Seth  |  Soiree Meira  |  Terry Bogard

Wild Wold  |  Yuri Sakazaki





¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO? ¡COMPÁRTELO!

 
KOF Universe 2017. Emiru design. #elkofnosune EMIRU DESIGN